• En esta institución se encuentran inscritos 826 alumnos distribuidos en los seis grados educativos
  • Edificio con 79 años de historia perdido por una catástrofe

Juchitán

José Nieto.

Con una ceremonia cívica, los directivos de la escuela primaria Centro Escolar Juchitán, reiniciaron las labores educativas de manera normal a partir de ayer miércoles en sus nuevas instalaciones.

Minutos antes de las ocho de la mañana, los estudiantes se dieron cita en la explanada del centro educativo, en donde se llevaron a cabo los honores a la bandera, para posteriormente ingresar a las nuevas instalaciones.

“A partir de este miércoles, iniciamos las labores educativas de manera normal en las nuevas instalaciones, eso nos llena de gusto a la comunidad estudiantil, pero, de la misma manera nos genera nostalgia por haber perdido ese edificio emblemático en donde trabajamos por años, y de donde egresaron un gran número de generaciones”.

Gloria Pérez Sánchez, directora del plantel explicó que esta nueva etapa, le va a enseñar al alumnado en general que, a pesar de las desgracias siempre habrá esperanza por lo que, estas nuevas instalaciones les abre las puertas y les da la bienvenida.

En esta institución se encuentran inscritos 826 alumnos distribuidos en los seis grados educativos, quienes serán atendidos en 36 salones, los cuales se encuentran climatizados, y divididos en tres bloques contaran con sus propios baños, además de su sala de computo, entre otros espacios.

Al poco tiempo de haber ingresado, los alumnos dirigidos por sus profesores, recibieron sus salones en donde depositaron sus útiles escolares, para posteriormente recorrer las nuevas instalaciones.

Durante este recorrido, fueron recibiendo indicaciones, entre ellas la ubicación de las seis puertas de emergencias, los baños que deberán de utilizar, el edificio administrativo, así como las zonas que no deben de ser invadidas por cada bloque (1º y 2º grado; 3º y 4º; así como 5º y 6º grado).

Al ser cuestionada con respecto al cumplimiento de las expectativas de las nuevas instalaciones, la directora dejó en claro que, en lo que respecta al edificio y a la seguridad están tranquilos ya que es un edificio antisísmico.

Pero en lo que respecta a la seguridad del edificio, existe un problema con la altura de las bardas que colindan con la calle Cristóbal Colón, ya que pueden ser flanqueadas por los delincuentes y robarse las pertenencias de la institución.

Además de que el sistema hidráulico de los baños, no funcionan correctamente, por lo que el personal encargado de la obra se encontraba laborando en los momentos de la entrevista para solucionar el problema.

“Al concluir cada receso vacacional se lleva a cabo el acto de bienvenida de los alumnos, y con eso a partir de este miércoles hemos iniciado las clases de manera normal y diariamente con un horario de ocho de la mañana a las 12:30 de la tarde, quedando pendiente la inauguración de las instalaciones que estarán a cargo de las autoridades federales y estatales”.

Con respecto a las instalaciones provisionales, la entrevistada explico que, algunos mesa-bancos fueron distribuidos a planteles educativos, y las aulas serán utilizadas por los alumnos del preescolar “Montessori”, y de la escuela primaria Héroes del 5 de Septiembre.

Destaco que, al recibir las instalaciones de manera conjunta con la Sociedad de Padres de Familia determinaron cambiar las chapas de las seis salidas de emergencias ya que eran inseguras, y próximamente estarán reforzando las bardas antes citadas.

El primer edificio que albergó a un gran número de generaciones de esta institución inició su construcción en 1936 en lo que fuera el cuartel “Carlos Pacheco”, e inaugurado el 11 de septiembre de 1938.

Y debido al colapso en gran parte de sus instalaciones debido al terremoto de 8.2 grados en la escala de Richter del pasado 7 de septiembre, fue demolido por indicaciones de las autoridades federales, iniciando estos trabajos cinco días después de la catástrofe.