LA PRINCIPAL HIPÓTESIS del ataque armado, según la fiscalía, es que el sentenciado “estaba enamorado” de la víctima

  • AGENCIAS
  • GUATEMALA

Un Tribunal de Guatemala dictó ayer 41 años y 8 meses de cárcel contra Pablo Arnoldo Mendoza Hernández, quien fue encontrado culpable de ase­sinar a una mujer embarazada e inten­tar matar a otro hombre.

Mendoza Hernández, culpable de los delitos de asesinato y asesinato en grado de tentativa según el fallo del Tribunal Cuarto de Sentencia, entró en la habitación donde estaba la pare­ja, quienes llevaban 10 días viviendo­juntos, matando a la mujer.

A las dos personas les disparó con un arma, matando a la mujer, Giovana Patricia Navas Flores, con doce sema­nas de embarazo y dejando herido a Josias Natanahel Guitron Aguilar.

La principal hipótesis del ata­que armado, se­gún la fiscalía, es que el sentencia­do “estaba ena­morado” de la mujer.