• AGENCIAS
  • VENEZUELA.-

El Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, sometido a una fuerte presión internacional, recibió un espaldarazo de su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, quien le garantizó el apoyo de su país ante las sanciones de Washing­ton y para enfrentar la severa crisis eco­nómica y social.

En su primera visita oficial a Cara­cas, marcada por las promesas de in­versión, Erdogan rechazó las sanciones contra Venezuela por parte de Estados Unidos, país con el que mantiene ten­sas relaciones. “Se está sometiendo a Venezuela, y Turquía está al lado de Venezuela en esto”, dijo el mandatario turco durante un foro de negocios.

La Casa Blanca aplica sanciones a Caracas desde 2014, alegando que el gobierno de Maduro es una “dictadu­ra” que socava la democracia y viola los derechos humanos, sin descartar una intervención militar. Las medidas arre­ciaron a fines del año pasado con la prohibición a los ciudadanos y empre­sas estadounidenses de negociar nue­va deuda con Venezuela y su petrolera PDVSA, lo que cierra las puertas al fi­nanciamiento internacional y dificulta las operaciones de comercio exterior.

Erdogan insistió en que “las res­tricciones comerciales y las sanciones son algo erróneo” y advirtió que pro­fundizarán las “inestabilidades”. “No se puede castigar a un pueblo entero para resolver desacuerdos políticos, eso se sabe con las experiencias amargas del pasado”, sostuvo.

El líder turco se comprometió ade­más a apoyar a Maduro a enfrentar la profunda crisis económica, reflejada en escasez de alimentos y medicinas y una inflación que -según el FMI- llega­rá al millón 350 mil por ciento este año. “Nosotros vamos a cubrir la mayoría de las necesidades de Venezuela, tene­mos esa fuerza, me gustaría subrayar este hecho”, afirmó Erdogan, quien ex­hortó a los empresarios de su país a au­mentar las exportaciones al mercado venezolano.

En respuesta al apoyo, Maduro in­vitó a Turquía a invertir en la explota­ción de una vasta reserva minera co­nocida como el Arco del Orinoco con yacimientos de oro, diamante y coltán, entre otros.

“Podemos asociarnos en el desa­rrollo minero, no solamente en el co­mercio del oro, donde hemos avanzan­do mucho, sino en la explotación direc­ta del oro. Venezuela está certificando lo que pudiera ser, y va a ser, la segunda reserva de oro del mundo”, dijo Madu­ro quien enfrenta una picada en la vital producción petrolera