Gracias al donativo de la iniciativa privada se incrementa el parque vehicular operativo de los bomberos juchitecos.

JUCHITÁN.-

José Nieto

“Hasta el momento hemos tenido la capacidad de respuesta a las llamadas de auxilio que se generan en los municipios vecinos, nuestra estación de bomberos, funciona las 24 horas en beneficio de la sociedad”.

Lo anterior, fue señalado por Francisco Vázquez Jiménez, vocero del H. Cuerpo de Bomberos de esta ciudad, al término del acto de entrega recepción de un carro-bomba que les donó la iniciativa privada durante la mañana del miércoles.

El jefe de bomberos local informó que, gracias a sus aportaciones de personas altruistas y a las autoridades locales, han tenido la capacidad para atender cada una de las emergencias que se han generado, sobre todo durante y después de la etapa crítica pasada.

“Esta unidad viene a sumarse al parque vehicular operativo de la estación de Bomberos, que no solamente presta el servicio a la ciudad, la cual  rebasa los cien mil habitantes, tiene cinco agencias municipales, más de 130 colonias populares, a lo cual se le suma las condiciones del propio desarrollo de la zona, lo cual significa algunos riesgos”.

Es por ello necesario tener que contar con las herramientas necesarias para poder sacar adelante los temas que se generan durante los servicios que prestan, incluyendo al poco menos de una docena de municipios vecinos que también son atendidos.

Es por ello que, los bomberos de esta ciudad, se encuentran comprometidos con su labor, por lo que, a nombre de su equipo, agradeció las aportaciones que han recibido de las instancias estatales, y municipales.

Ya que, los primeros a través de la Secretaría de Seguridad Pública le dan certeza jurídica a su labor, y el segundo por el suministro de combustible que les proporcionan para sus unidades, además por el espacio en donde se ubica la estación de bomberos.

“También tenemos un compromiso de manifiesto con las autoridades municipales entrantes para continuar con estos trabajos, la gente de Juchitán y de los pueblos del Istmo, afortunadamente nunca nos han dejado solos”.