FLORENTINO BOHÓRQUEZ

TEHUANTEPEC. –

Duro golpe a los bolsillos de los trabajadores con el au­mento en el pago de energía eléctrica del bimestre marzo-abril comparado con el primer bimestre enero-febrero 2018, en más de 300 pesos, en otros casos más en otros menos, pe­ro va a la alza.

No paran los incrementos en la energía eléctrica por par­te de la Comisión Federal de Electricidad, a pesar de que los habitantes de la región del Istmo están dañados en su econo­mía porque muchos se quedaron sin trabajo, sin hogares por el sismo del mes de septiembre del año pasado, poco les im­portan ya que la luz sigue subiendo en su costo.

La señora Esperanza Díaz que pagó 1082 pesos en el bi­mestre enero-febrero hoy está pagando en el bimestre mar­zo-abril, un mil 382 pesos, un incremento de 300 pesos, amén de otras personas que sufren los mismos incrementos o más.

Hoy en día después de los sismos que azotaron la región no habían dado recibos de luz, hasta este bimestre y lo ha­cen con un nuevo formato, pero lo más importante para los consumidores no es formato nuevo, sino que la CFE conti­núa con el alza en la energía eléctrica, como resultado de la famosa Reforma Energética y sube como vienen subiendo los combustibles, llámese gasolina, diésel o gas, lo que afecta directamente a la clase trabajadora y seguirá afectando, por­que cada bimestre habrá incrementos.